Tratamiento contra la oruga de la procesionaria del pino

Empresa de tratamiento contra la oruga de la Procesionaria

oruga de procesionariaEn los pinos afectados por la oruga de la procesionaria se puede observar las típicas bolsas de seda (color blanco) situadas entre las ramas de los árboles y que van cambiando de lugar siempre orientadas hacia el Sol. Dentro de estas bolsas viven miles de pequeñas orugas de procesionaria que se alimentan de las hojas de los pinos. En primavera las orugas de procesionaria bajan al suelo y forman una hilera o procesión para encontrar un sitio donde enterrarse iniciando un proceso de crisalidación y permanecer ahí hasta el verano en el que sufren su transformación final convirtiéndose en una mariposa denominada Thaumetopea Pityocampa. Esta volará a los pinos, pondrá los huevos en las hojas y luego morirá iniciando así un ciclo nuevo de vida.

 

Tratamiento de la oruga de la procesionaria del Pino

El tratamiento de la oruga de la procesionaria consiste en una fumigación del pino en su totalidad con un insecticida especifico, disuelto en agua, lo cual permite eliminar todas las orugas que en ese momento se encuentren en el pino. También realizaremos una desinsectación y fumigación de todas las zonas verdes y caminos que se encuentren alrededor de la vivienda.

En caso de que las orugas de la procesionaria del pino hayan abandonado los nidos de los pinos y hayan descendido al suelo, es importante tratar desde la base de los pinos, para que se controle la bajada, hasta zonas de alrededor. Cuando bajan al suelo, su control se vuelve más complicado, por lo que hay que prevenirlo, además aumenta su virulencia.

 

¿PROBLEMAS CON LAS ORUGAS DE LA PROCESIONARIA DEL PINO? Le asesoraremos detalladamente acerca de nuestros servicios, no dude en contactar con nosotros!

 

Ciclo de vida de la Procesionaria de Pino

procesionaria en mallorca

 

El nombre científico que recibe la procesionaria del pino es Thaumetopoea pityocampa. Se trata de una especie de lepidóptero que abunda en losbosques de pinos de Europa del Sur y central aunque se considera una plaga típica mediterránea, donde es una plaga muy extendida. Además de los pinos, habita también en cedros y abetos.

Las orugas están cubiertas de pelos urticantes que se desprenden y flotan en el aire, pudiendo provocar irritación en oídos, nariz y garganta en los seres humanos, así como intensas reacciones alérgicas. La sustancia que le confiere esta capacidad urticante es una toxina termolábil denominada Thaumatopina.

Thaumetopoea pityocampa como todos los lepidópteros tiene un desarrollo de tipo holometabólico, con fases de embrión (huevo), larva (oruga), pupa e imago (adulto/mariposa).

Los individuos adultos en forma de mariposas se aparean en verano. Tienen hábitos exclusivamente nocturnos, por lo que evitan en gran medida su depredación por las aves diurnas. Su color parduzco las hace confundirse con el medio en que viven y se hacen invisibles a sus depredadores. Salen del suelo al atardecer y se encaraman a hierbas o pequeñas ramas. Posteriormente las hembras son localizadas por los machos y se aparean al anochecer.

La hembra pone sus huevos la misma noche del apareamiento, sobre las copas de los árboles, o donde consideran más oportuno formando puestas muy características en forma de espiral alrededor de una o dos acículas. Cada puesta puede contar con entre 100 y 300 huevos que la hembra protege mediante la colocación de escamas de su propio cuerpo.

– Larva –
Entre 30 y 40 días después nacen las larvas (generalmente en los meses de septiembre-octubre). Pasarán por cinco estados larvarios que en zonas frías pueden llegar a durar hasta ocho o nueve meses.

Inmediatamente después de eclosionar los huevos, las larvas empiezan a alimentarse de las acículas de los árboles (género Pinus principalmente), produciendo su defoliación. Al principio, por su tamaño y actividad el nivel de alimentación y la defoliación es moderada. Desde el primer estadio larvario, las colonias de orugas construyen conjuntamente pequeñas bolsas de seda en las partes más soleadas del árbol, para protegerse del frío invernal, a las que acuden por las noches después de alimentarse.

– Procesión de orugas –

Las orugas tienen comportamiento social y gregario, de modo que durante toda su vida larvaria establecen interacciones cooperativas normalmente con sus hermanas de puesta. También de forma general, desarrollan toda su vida larvaria sobre un mismo árbol, y solo lo abandonan para hacer la procesión de pupa o bien para buscar un pino contiguo si han agotado la totalidad de las acículas del pino donde nacieron (esto solo ocurre en árboles de muy pequeño porte o cuando hay varias puestas sobre un árbol de no mucho porte).

– Bolsones –

A partir del tercer estadio larvario las orugas desarrollarán pelos urticantes y construyen sobre los árboles unos bolsones mucho más densos y conspicuos, en los que pasarán el invierno. En ellos pasan los periodos diurnos y salen para alimentarse al atardecer. En el quinto estadio larvario las orugas son tremendamente voraces.

Tras alimentarse durante unos 30 días, entre febrero y abril, es decir, al final del invierno, las orugas en esta última fase larvaria descienden al suelo, en características filas indias (de ahí su nombre común de “procesionarias”). Lo hacen así de manera que se protegen mutuamente la cabeza, que es el alimento de muchos pájaros, de esta forma quedan protegidas unas por otras. Tras su paseo, se enrollan para no dejar ninguna cabeza al descubierto. Está comprobado que es siempre una hembra (una larva que originará un adulto hembra) la que guía la procesión. Esta busca las zonas más soleadas y cálidas, cuando se trata de zonas frías y templadas, o busca lugares más sombreados en el caso de zonas de temperaturas cálidas. La temperatura óptima del emplazamiento del enterramiento es de unos 20 °C.

Finalmente se entierran en el suelo, donde pasan a la fase de pupa o crisálida.

Cada oruga teje su capullo, y pasa a la fase de prepupa, cuya duración oscila entre los 21 y 30 días en función de la temperatura. Durante esta fase se producen grandes cambios internos, que dan lugar, tras una nueva muda, a la crisálida.

En estado de crisálidas y todavía enterradas sin eclosionar, son la alimentación preferida de las abubillas.

En el siguiente verano, o a lo largo de los cuatro veranos siguientes, si han permanecido en diapausa, las crisálidas hacen eclosión, y surgen las mariposas cuyo periodo de vida es muy corto (entre uno y dos días), que se aparean, comenzando de nuevo el ciclo. Es en esta última fase del ciclo donde las trampas de feromonas son efectivas.

control de plagas
En Odana trabajamos todos los días de la semana, urgencias las 24 horas.

Nuestra empresa hará un diagnóstico de la situación, harán las recomendaciones preventivas oportunas y en casos de infestación aplicarán los tratamientos más adecuados. Contacte con nosotros!

+ información acerca del control de plagas de insectos »

Nos desplazamos a cualquier lugar de la isla!

Tratamiento contra la oruga de la procesionaria del pino
5 (100%) 1 voto

 

Comments are closed.

Aviso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies